#MaryReadSeMoja: Lecturas para el 25N

Hoy, 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres es un día para recordar a todas aquellas que ya no están con nosotras, y para continuar denunciando las violencias que todavía sufrimos. Como libreras, queremos destacar algunos títulos que han narrado violencias, en diversas formas y contextos, y que nos han ayudado a sentirnos identificadas, a darnos fuerzas, herramientas, referentes y a visibilizar e imaginar futuros donde tener vidas vivibles.

“Hay algo en la palabra desaparición que, cuando se refiere a los crímenes cometidos contra las mujeres, implica de por sí cierta invisibilización. Por definición, expresar que las adolescentes “desaparecieron” hace referencia a una ausencia, a una ocultación. Inserta metafóricamente una especie de duda, una neutralización que en el ámbito semántico y desde una perspectiva feminista no quiero dejar pasar. Me niego a seguir nombrando las desapariciones sistemáticas de mujeres como algo meramente definitorio o descriptivo. La ecuación es muy simple: las mujeres no desaparecen, son obligadas a desaparecer”

“Llamar a las cosas por su nombre requiere, a menudo, de inventar nuevos nombres. Hostigamiento laboral. Discriminación. Violencia sexual. El violador eres tú. Para hablar así, para correr el velo que oculta la violencia que aqueja y mata a cientos de miles de mujeres dentro y fuera de sus hogares, ha sido necesario bregar contracorriente y participar junto con otros en la producción de un lenguaje preciso, alerta a las diferencias mortíferas de género”.

«Las travestis trepan cada noche desde ese infierno del que nadie escribe, para devolver la primavera al mundo.»

“Estamos ante una ramerita o una Gran Ramera que demuele el edificio social basado en la normalización de la figura de la puta, ramerita o Gran Ramera que descoyunta los listones del marco en que nuestra sociedad prostituyente ha confinado a la puta, incluidos los espacios con supuesta vocación emancipadora de la prostitución abrazados por la izquierda, sea esta institucional o asamblearia.”

«Necesitamos que las narraciones gais [LGTBQ] sean universalmente inspiradoras y positivas […] No basta con que seamos seres humanos para merecer derechos. También debemos ser personas ejemplares. Es cínico y asqueroso»

“Me deslicé a oscuras por la puerta, casi a medianoche. Confiaba en que Carlos ya estaría dormido. Oí su respiración pausada e intenté poner a Gabriel en la cuna sin que se despertara. Gimió un poco y me tumbé en silencio. Entonces Carlos se revolvió y me llegó una oleada de crispación que me alcanzó todo el cuerpo y chocó contra la almohada. Empezó a golpear el colchón y a susurrar: “Hija de puta, qué hija de puta…””

«Lo que ha cambiado hoy, y de lo que se quejan fustigando el puritanismo del momento tipos como él y sus defensores, es que, tras la liberación de las costumbres, también está liberándose la voz de las víctimas»

“Culpa por despertar y no ser la víctima que todos esperan. Culpa por elegir coger después de que me cogieran. Culpa por querer mojarme, por desear muchos hombres, por querer acabar cada día, por sonreírles en vez de sentir desprecio. Culpar por querer que acabe el dolor. Por querer acabarle al dolor. Por querer acabar. Con esto”

“Me busco en otras novelas y en otros libros y en otras vidas. Y me encuentro a los personajes femeninos, en literatura, muchas veces los espera el convento, el manicomio o el suicidio. Incontables heroínas mueren ahogadas tras un desliz, seducidas y abandonadas, o forzadas a la prostitución… Finales edificantes con moraleja: las mujeres caídas no se levantan. Quizá sea hora de agarrar el timón y redirigir el rumbo, en busca de un nuevo arquetipo. Por mí y por todas mis compañeras.”

“Vivimos en un contexto que se empeña en llenarnos de inseguridades, en hacernos luchar contra un tiempo que se va a acabar imponiendo, en odiar lo que más tendríamos que querer. La jaula de De Beauvoir.”

  • Hambre, Roxane Gay (Capitán Swing)

“Hay un antes y un después. Antes de ganar peso. Después de ganar peso. Antes de que me violaran. Después de que me violaran.”

“He conjurado en mi vida y en mis escritos el estigma de puta, pero es el estigma maltratada el que no he visto venir, aunque impactara dolorosamente en mis entrañas. El estigma puta te deforma en mala mujer, el estigma víctima te rebaja a mujer derrotada. En castellano, solo se puede ser víctima o puta en femenino”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información relativa a ley de protección de datos RGPD:

Responsable: MARY READ S.L., siendo la Finalidad: recogida y tratamiento de los datos personales para gestionar los comentarios que realizas en este blog. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: Los datos facilitados sólo estarán disponibles en nuestro servidor y proveedor de correo electrónico Raiola. Podrás ejercitar tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Eliminar tus datos en libreria@maryread.es. Más información en la política de privacidad.